• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Enanismo en niños: causas, diagnóstico y consejos

20/02/2017

El enanismo consiste en tener una estatura adulta de 147,4 cm o menos. Aunque algunos tipos de enanismo se asocian a complicaciones, con el seguimiento médico adecuado, la esperanza de vida de quienes lo padecen no se suele ver afectada y suelen poder llevar vidas plenas y activas.

Hay más de 300 afecciones bien descritas que pueden causar una baja estatura en un niño. La mayoría de ellas están causadas por cambios genéticos espontáneos o aleatorios (mutaciones) que ocurrieron en el óvulo o el esperma justo antes de la concepción, y hay otras que se deben a cambios genéticos heredados de uno o de ambos progenitores. Es importante saber que un padre de estatura promedio puede tener un hijo con enanismo. El enanismo también tiene causas no genéticas, como los trastornos metabólicos u hormonales, las anomalías cromosómicas y los trastornos hipofisarios, entre otras.  

La mayoría de los enanismos son displasias esqueléticas, unas afecciones donde el crecimiento óseo es anormal. Se dividen en dos tipos: enanismo de tronco corto y enanismo de extremidades cortas. La displasia esquelética más frecuente es la acondroplasia, un enanismo de tronco corto que afecta a uno de cada 15.000 a 40.000 bebés de cualquier etnia. Las displasias esqueléticas provocan una baja estatura desproporcionada, lo que significa que las extremidades y el tronco no tienen las mismas proporciones que las de la gente de  estatura promedio. Sin embargo, los trastornos metabólicos u hormonales causan un enanismo proporcionado. 

Diagnóstico del enanismo

Algunos tipos de enanismo se pueden detectar en las pruebas prenatales, pero la mayoría de los casos de enanismo no se detectan hasta después de que nazca el bebé. En estos casos, el médico hace el diagnóstico basándose en el aspecto del bebé, su patrón de crecimiento y radiografías óseas.

Una vez hecho el diagnóstico, no hay “tratamiento” para la mayoría de las afecciones que cursan con una baja estatura. Los problemas hormonales o metabólicos se pueden tratar con inyecciones de hormonas o dietas especiales para favorecer el crecimiento del niño, pero las displasias esqueléticas no se pueden “curar”. 

Posibles complicaciones y tratamientos 

La baja estatura es un atributo que todas las personas con enanismo tienen en común. Aparte de esto, cada una de las muchas afecciones que causan enanismo tiene sus propias características y sus complicaciones potenciales. De todos modos, las personas afectadas por una displasia esquelética pueden recibir atenciones médicas para tratar algunas de las complicaciones asociadas a su baja estatura.

Algunas formas de enanismo también afectan a otros sistemas corporales, como la vista y el oído, por lo que requieren de una atenta supervisión. Muchas de estas complicaciones, como la hidrocefalia y la apnea en los niños que nacen con acondroplasia, se pueden tratar, de modo que la gente de baja estatura puede llevar vidas sanas y activas.

Cómo puedes ayudar a tu hijo

Aunque los distintos tipos de enanismo y su nivel de gravedad y de complicaciones varían mucho, puedes ayudar a que tu hijo con enanismo lleve una vida lo mejor posible construyendo su sentido de independencia y su autoestima desde el principio. Para ello, debes tratar a tu hijo según su edad y nivel de desarrollo, no en función de su tamaño. Algunos consejos son:

  • Adaptarte a sus limitaciones, facilitándole ayudas tan sencillas como un extensor para acceder a los interruptores y un taburete.
  • Presentar lo que le ocurre a tu hijo como una diferencia, en vez de como un impedimento.
  • Aprender a afrontar las reacciones de la gente, motivadas por la curiosidad o por la ignorancia, sin enfadarte.
  • Abordar las preguntas o comentarios sobre tu hijo lo más directamente posible.
  • Hablar con la dirección de su centro de estudios para asegurarte de que está recibiendo el apoyo y la ayuda que necesita.
  • Animar a tu hijo a encontrar una afición o actividad con la que disfrute y participar en asociaciones de apoyo a personas con enanismo.

Si sigues todas estas pautas, ¡seguro que le ayudas!

Acceso a la referencia bibliográfica:

Dwarfism. KidsHealth. [Fecha de acceso: 20/02/2017]

Comparte