• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Qué es la depresión postparto? ¿Se puede prevenir?

25/06/2014

Si acabas de dar a luz, es posible que los cambios en tu rutina, cuerpo y entorno lleguen a causarte cansancio, agobio e incluso melancolía y continuas ganas de llorar. Identificar estos sentimientos y emociones es importante para reaccionar a tiempo y evitar una posible depresión postparto

¿Qué es la depresión postparto?

La depresión postparto es una forma de depresión que puede afectar a las mujeres y, menos frecuentemente, a los hombres después del nacimiento de un hijo. En general, se manifiesta por sentimientos de tristeza y tendencia al llanto, aunque también puede mostrar síntomas de la depresión.

¿Te enfadas por cualquier incidente insignificante? ¿Te cuesta dormir? ¿Sientes incluso que has perdido  interés por el bebé? Es posible que sufras la "tristeza de la maternidad", se trata de la manifestación más leve de la depresión postparto y la padecen más de la mitad de las mujeres entre tres y seis días después de dar a luz. Suele durar entre dos y seis semanas y los médicos la achacan a las alteraciones hormonales que has sufrido.

Sin embargo, si te sientes culpable, abatida, incapaz de resolver los pequeños problemas que te surgen, te preocupas excesivamente por la salud de tu bebé, temes hacerle daño o incluso tienes palpitaciones y te notas fuera de control, necesitas buscar ayuda, ya que estos sí que podrían ser síntomas claros de depresión postparto. Más de un 10% de mujeres sufre depresión post parto, y la mayoría de ellas afirma haber tenido un embarazo difícil o sus circunstancias son complicadas. Además, hay que tener en cuenta que las posibilidades de recaída de las que ya la han padecido son del 70%. 

Consejos para hacer frente a la depresión postparto

El principal consejo es pedir cita médica para que valore tu caso y pueda aconsejarte sobre que es lo que más te conviene. También es muy importante que te detengas un momento a pensar y te des un margen de tiempo para adaptarte a tu nueva vida, pero también tienes que descansar lo máximo posible, y para ello, necesitarás que alguien te eche una mano en tus tareas diarias e incluso te irá bien salir y compartir tus preocupaciones, por ejemplo, con otras nuevas mamás. Si a pesar de todo, no consigues acabar con estos sentimientos, la medicación es otra opción a tener en cuenta, pero en cualquier caso es tu médico quien debe decidir si debes tomar medicación o no (algunos medicamentos están contraindicados para madres lactantes). 

En estos casos, lo más importante es encontrar una solución, pues si no, la depresión puede alargarse meses, años o agraviarse todavía más y convertirse, en casos extremos, en psicosis. Cabe decir que raramente se llega a este extremo, sólo en 1 de cada 10.000 nacimientos, pero sí es importante saber que conlleva importantes trastornos como pérdida del apetito o de memoria, confusión, delirios y hasta alucinaciones. 

¿Es posible evitar la depresión postparto? 

Sí, aunque no es fácil prevenira, con una buena planificación previa, puedes ganar estabilidad y seguridad durante los primeros días de vida de tu bebé. Una buena idea es acudir a clases prenatales. Allí podrás compartir tus temores y aprender sobre cuidados y consejos.

Otra recomendación es buscar ya antes del parto a alguien que se encargue de tus quehaceres domésticos en esos días, ya sea tu pareja, parientes cercanos, amigos o vecinos. De este modo, tendrás una transición suave a tu nueva vida, evitarás abrumarte y estarás más cerca de dsifrutar plenamente tu estreno como mamá.  

Referencias bibliográficas:

Depresión postparto. MedLine plus. Junio 2014  

Comparte