• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Decálogo para evitar situaciones de peligro en las piscinas

26/06/2017

Con la llegada del verano, las piscinas se convierten en uno de los pasatiempos preferidos de los más pequeños. Presentamos un práctico decálogo dirigido a niños para evitar los accidentes en la piscina.

Evitar riesgos innecesarios y situaciones de peligro en el medio acuático es uno de los objetivos principales de los padres durante el verano. Los datos indican que un tercio de las personas que son ingresadas en el hospital por ahogamiento son menores de 14 años. Esto sumado al hecho de que un niño puede ahogarse en menos de tres minutos sin que los adultos de alrededor lo adviertan, provoca que la preocupación de los padres aumente. ¿Cómo se pueden evitar estas situaciones de peligro?

La empresa Abrisud, fabricante de cubiertas para piscinas, ha elaborado un decálogo dirigido a los niños para que estos tomen conciencia de los peligros en la piscina y puedan evitar riesgos. En cualquier caso, un niño debe estar siempre bajo la supervisión de un adulto cuando disfrute del medio acuático.

A continuación, los diez consejos para que los pequeños disfruten de la piscina con total seguridad:

  1. Es importante que el niño aprenda a nadar desde bien pequeño; así podrá desenvolverse con más seguridad en el agua.
  2. Si la piscina está cerrada, el pequeño debe preguntar a los padres si puede entrar.
  3. El niño debe ser consciente de que nunca se puede bañar solo, que siempre debe avisar a un adulto para que lo vigile.
  4. Una vez en el agua, es importante que los pequeños utilicen los materiales de seguridad indicados para cada edad y según su nivel de desenvoltura en el medio acuático.
  5. Después de comer y antes de meterse en el agua, siempre deben esperar un tiempo prudencial.
  6. En el momento de entrar en el agua, es mejor hacerlo poco a poco, para prevenir que aparezcan dolores de barriga y evitar el síndrome de hidrocución.
  7. Quedarse en la zona menos profunda de la piscina, donde los niños hagan pie, puede evitar muchos accidentes.
  8. Los pequeños no deben correr o jugar en las zonas cercanas a la piscina para, así, prevenir las caídas.
  9. Si un niño se hace daño en la piscina, los otros pequeños deben avisar a un adulto inmediatamente.
  10. Si se han utilizado juguetes en el agua, es importante retirarlos para que otros niños más pequeños no se tiren a la piscina a por ellos.

Para implicar a los más pequeños en la iniciativa y para que sean conscientes de los riesgos que supone la piscina, Abrisud también ha expuesto las diez recomendaciones en forma de cuento, de cuento para pintar y de vídeo.

Acceso a la fuente de consulta:

Una guía infantil amb consells per evitar accidents a la piscina. Social.cat, 2013 [Fecha de consulta: 22/06/2017]. 

Comparte