• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cuándo y cómo decirle a tu hijo que es adoptado

03/06/2014

Uno de los momentos más complicados y que más temor genera para los padres adoptivos es cuándo y cómo explicarle a su hijo que es adoptado. Este artículo trata de resolver las principales dudas al respecto. 

Hablar con tu hijo sobre ello con naturalidad reforzará la confianza entre ambos y los vínculos emocionales que te unen a él.

¿Cuándo hablar sobre la adopción?

No existe una edad fija recomendada para empezar a tratar este tema con tu hijo, aunque muchos expertos sitúan alrededor de los 5 años la edad en que los niños comienzan a comprender el concepto de adopción.

No obstante, eso no significa que la información deba sobrevenir de golpe al niño como si se tratara de un gran descubrimiento. De hecho, cuando os decidáis a hablarlo, no tiene que suponer una gran sorpresa para él, sino la confirmación definitiva de algo que en el fondo ha conocido desde el principio.

Así, siempre que hables con él puedes ir introduciendo términos como “cuando fuimos a buscarte”, al “tenerte con nosotros”, al “ir a recogerte”, etc. Siempre mediante expresiones que denoten afecto positivo. De actuar así, entre los dos y los cinco años es una etapa en la que el tema ya se habrá introducido varias veces y será más fácil para el niño entender qué significa ser adoptado.

Esperar a la adolescencia para tratar el tema conlleva mayores riesgos de aceptación y comprensión. Sea a través de sus preguntas o no, dale a entender que es libre de hablar sobre el tema en cualquier momento. No debería sorprenderte si alrededor de los tres años te plantea ya algunas cuestiones sobre su origen.

¿Cómo hablar sobre la adopción?

Lo principal es que tu hijo no tenga ideas falsas respecto a su procedencia. Normalmente, los niños acostumbran a preguntar de dónde vienen los niños más tarde o más temprano, y la recomendación es que no temas a decirle a tu hijo que no ha nacido de ti. Una buena idea, por ejemplo, es argumentar lo mucho que tú y tu pareja lo deseabais, y puedes explicar brevemente y de forma comprensible el proceso de adopción.

Los siguientes consejos te pueden facilitar cómo introducir el tema de la adopción:

  • Introduce el tema mediante narraciones o cuentos. Obviamente cada historia es distinta, pero puede ayudar al pequeño a comprender que su caso no es único.
  • Respeta siempre las emociones del niño. No es extraño que algunos muestren enojo u otras emociones cuando les hablas de su adopción, que pueden hacerte sentir mal. No lo temas, pues expresar las emociones libremente les ayudará. Recuérdale en todo momento que lo amáis mucho.
  • Adapta siempre tus respuestas a su nivel de madurez. Si por ejemplo pregunta qué les ocurrió a sus padres biológicos, puedes hacerlo, pero no es necesario entrar en demasiados detalles.
  • Usa el libro de vida. Se trata simplemente de una recopilación de toda la información que posees sobre su pasado. Puede ayudarle a comprender mejor sus orígenes, especialmente si se trata de un pequeño que ha tenido que cambiar de familia varias veces. Permítele hojearlo más detalladamente a medida que crezca.

Referencias bibliográficas:

Cuándo discutir con su hijo el tema de su adopción. Healthy Children, de Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12. 2014

Muñoz, M. Adopción. Cuadernos de psiquiatría y psicoterapia del niño y del adolescente. 2002; 33/34, 115-134

Comparte