• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Criterios a tener en cuenta antes de decidir comprar un teléfono móvil a nuestro hijo

16/01/2016

Según diversos estudios, la edad media de acceso al primer smartphone es de 13 años. Los padres deben tener en cuenta que la edad no es el factor determinante para decidir cuándo comprar el primer teléfono móvil a nuestro hijo, sino que los aspectos que más se deben valorar son la madurez y la personalidad de cada niño.

Los padres son los máximos responsables de la utilización que sus hijos hagan de las nuevas tecnologías. Por ello, antes de decidir si finalmente les compran un smartphone, deben informar y advertir a los pequeños del uso seguro y de los peligros que conllevan estos nuevos dispositivos para, así, poder disfrutar de todos sus beneficios.

Para ello, los primeros que deben aprender sobre el tema son los propios padres. Es importante informarse sobre los riesgos que comportan estos aparatos (aspectos como la privacidad y el ciberbullying, por ejemplo) y sobre las medidas de seguridad que existen en este ámbito para, después, poder transmitir estos conocimientos adecuadamente a los hijos.

A continuación, se exponen diversas recomendaciones que se pueden dar a los niños para que hagan un uso responsable del smartphone:

  • Aconsejarles que no den su número de teléfono a desconocidos, sólo a amigos que conozcan. De la misma manera, que sólo agreguen a conocidos en las redes sociales.
  • Concienciarles de que sean responsables con lo que envían a través del móvil, sobre todo imágenes y vídeos.
  • Enseñarles a bloquear el Bluetooth del aparato para que nadie pueda acceder a su contenido.
  • Educarles sobre los peligros que conllevan prácticas como el sexting (envío de contenido sexual) y el ciberbullying (acoso a alguien a través del teléfono móvil).

En este sentido, es recomendable que los padres aprendan a manejar herramientas de control parental, que pueden ser muy efectivas en la mayoría de los casos y que permiten, por ejemplo, controlar los contenidos que visitan nuestros hijos y bloquear el acceso a según qué páginas.

De la misma manera, hablar con confianza con los pequeños y establecer normas de forma consensuada puede ser muy positivo para hacer un buen uso de los smartphones: delimitar los tiempos de uso, acordar su utilización en zonas comunes y no en el dormitorio, limitar el gasto mensual de los servicios, etc.

Referencia bibliográfica:

¿Tus hijos te piden un smartphone? Menores OSI, 2013 [acceso: 15 de enero de 2014]. 

Comparte