• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Costra láctea: ¿Qué es? ¿Cómo acabar con ella?

01/03/2016

¿Qué es la costra láctea?

Se conoce como costra láctea la afectación del cuero cabelludo de la dermatitis seborreica en los lactantes.

La dermatitis seborreica es una enfermedad inflamatoria de la piel de causa no bien conocida y con una probable base genética.

¿Qué manifestaciones produce y cómo se realiza su diagnóstico?

Se manifiesta por la aparición, en ocasiones ya en la primera semana de vida, de costras de color amarillento, de tacto untuoso, similar a la cera y con pequeñas escamas blanquecinas. Bajo estas escamas la piel está ligeramente enrojecida y con aspecto brillante. 

Suele afectar de forma más extensa al cuero cabelludo (costra láctea), sobre todo en la región frontal, pero también a las cejas, los pabellones auriculares, los pliegues de detrás de las orejas, los párpados, la región anterior del cuello y del pecho y el área del pañal.

A diferencia de la dermatitis atópica, no suele producir picor, por lo que su aparición no se ve acompañada de irritabilidad en el lactante.  

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de elección son los corticoides tópicos de potencia media-baja. Su aplicación durante tres o cuatro días suele ser suficiente para hacer desaparecer la inflamación de la piel.

En las lesiones del cuero cabelludo es necesario aplicar, antes del corticoide, una sustancia que reblandezca las lesiones y permita retirarlas. Para esta finalidad puede emplearse el aceite de oliva o la vaselina salicílica.

¿Cuál es el pronóstico?

La dermatitis seborreica del lactante tiene un pronóstico excelente, con desaparición espontánea en torno a los 4-6 meses de vida. 

¿Padecer dermatitis atópica predispone a otras enfermedades?

Si bien se ha planteado su posible relación con otras enfermedades de la piel como la dermatitis atópica, la psoriasis y la dermatitis seborreica del adulto, los diferentes estudios realizados al respecto no arrojan resultados uniformes ni concluyentes.

 

Comparte