• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consejos para viajar con niños con asma

04/05/2016

El hecho de que tu hijo tenga asma no debe interferir en su diversión. Pero, cuando se vaya de viaje, deberá estar preparado.

Se deberá asegurar de que lleva todos sus medicamentos para el asma y de que sabe cómo debería actuar si tuviera algún problema respiratorio lejos de casa.

El equipaje

Es muy importante que tu hijo lleve consigo sus medicamentos de rescate (de alivio inmediato o de efecto rápido) y sus medicamentos de control a largo plazo (de mantenimiento o de tipo preventivo).

Cuando hagas las maletas, deberías incluir en su equipaje más cantidad de medicamentos de la necesaria. El niño debería tener sus medicamentos a mano en todo momento, independientemente del medio de trasporte en que viaje: siempre en su bolsa de mano. Es muy importante para que los pueda utilizar cuando los necesite. 

Si tu hijo utiliza un medidor de flujo espiratorio máximo para comprobar cómo se encuentra, asegúrate de que también lo incluye en su equipaje. También debería llevar consigo una copia de su plan de acción contra el asma, donde se indica qué debe hacer cuando tenga problemas respiratorios.

Hospedarse lejos de casa

Aunque no siempre se puede controlar dónde va a dormir uno, es mejor que tu hijo duerma en una habitación soleada y seca y que esté lejos de una piscina. Si los animales le desencadenan el asma, debería dormir en un lugar donde nunca haya entrado un animal. También debería ser un lugar donde no se pueda fumar. 

Si tu hijo va a dormir en casa de unos amigos o parientes, asegúrate de que saben cuáles son los desencadenantes de su asma antes de su llegada para que puedan preparar y adecuar el entorno. En lo que se refiere al tabaco, nadie debería fumar a su alrededor. Debería salir al exterior para hacerlo.

Al aire libre 

Si tu hijo va a pasar mucho tiempo al aire libre, deberá tener en cuenta sus desencadenantes, evitando andar mucho o hacer excursiones cuando la polución ambiental o los registros de polen sean elevados o cuando haga mucho frío.

Si va de acampada, debería sentarse lejos de la hoguera. Siempre que vaya a la naturaleza, debería llevar encima su medicamento de rescate.

Viajar sin los padres

Si tu hijo va a viajar solo, deberá asumir más responsabilidad en relación a su asma. Deberías informar a los adultos que lo acompañen sobre su asma, explicándoles qué medicamentos toma y cuándo necesita tomarlos.

También les podrías pedir que le recuerden cuándo se debe medicar o que le guarden la medicación en un lugar seguro.

Te conviene entregarles una copia del plan de acción contra el asma de tu hijo. Este plan contiene información sobre los desencadenantes del asma, instrucciones sobre cómo actuar y teléfonos de emergencia. 

Acceso a la fuente de consulta:

Los viajes y el asma. KidsHealth. [Fecha de consulta: 04/05/2016]

Comparte