• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consejos de seguridad básicos para bebés y niños pequeños

11/06/2017

Los niños se pueden enganchar o pueden quedar atrapados de las formas más inesperadas. Por lo tanto, ponte a gatas en cada una de las habitaciones de tu domicilio para verla desde la perspectiva de tu hijo y corrige cualquier peligro potencial. 

A continuación se detallan los prinicpales consejos que puedes seguir para hacer de tu hogar un lugar seguro y evitar peligros innecesarios. 

Consejos de seguridad si tu hijo es todavía un bebé

  • No le pongas collares ni cintas en la cabeza.             
  • Sigue todas las normas de seguridad relacionadas con las cunas, como utilizar un colchón que encaje bien en el armazón; evitar los protectores de cuna; colocar el móvil de la cuna fuera del alcance del bebé y extraerlo cuando tenga unos cinco meses de edad o cuando lo pueda alcanzar con manos o piernas; asegurarse de que los listones de la cuna distan entre sí un máximo de 6 centímetros; no colgar bolsas de pañales ni bolsos en la cuna porque el bebé se podría enredar en sus tiras o asideros.                   
  • No pongas a dormir al bebé en una cama para adultos, un sofá u otras superficies blandas.                       
  • Quítale el babero antes de acostarlo para dormir.

Consejos de seguridad si tu hijo es un lactante o un niño pequeño

  • No lo vistas con prendas provistas de tiras, o cordones (en la cintura, capuchas, chaquetas, guantes, manoplas y similares).
  • No lo dejes solo en su silla de paseo; se podría resbalar hacia abajo, pudiendo quedar atrapada su cabeza. 
  • Las literas solo deben tener un espacio estrecho entre la barandilla y el colchón. No permitas que tu hijo duerma en una litera alta hasta que cumpla 6 años.
  • No le ates un chupete alrededor del cuello ni lo sujetes a su ropa con una cinta o cordel.                  
  • No permitas que el cable largo del teléfono cuelgue sobre el suelo.      
  • No utilices vallas o barreras de seguridad antiguas tipo acordeón; cuando se pliegan sobre sí mismas, pueden atrapar la cabeza del niño.    
  • No coloques nunca la cuna del bebé, la cama del niño ni cualquier otro tipo de mueble infantil cerca de persianas o cortinas.  
  • Ata todas las correas de cortinas y persianas o bien corta sus extremos y fíjalos a la pared con anclajes de seguridad. 
  • Elige cajas o baúles sin tapa para los juguetes de tu hijo.       

Tu hogar debería ser un lugar seguro donde tu pequeño pueda explorar libremente. De todos modos, los accidentes pueden ocurrir, de modo que la mejor forma de proteger a tu hijo consiste en obsérvelo atentamente.

Cómo actuar en caso de accidente

Para estar bien preparado por si ocurriera un accidente, deberías:     

  • Aprender las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la compresión abdominal (maniobra de Heimlich).            
  • Tener los siguientes números cerca del teléfono: centro de toxicología, médico de tu hijo, tu móvil y el de tu pareja y el vuestros lugares de trabajo, un vecino o pariente que viva cerca y que pueda vigilar a tus otros hijos en caso de emergencia. 
  • Disponer de un botiquín de primeros auxilios y guardar las instrucciones a seguir en caso de emergencia en su interior.
  • Instalar detectores de humo y de monóxido de carbono en tu casa.

Acceso a la fuente de consulta: 

Household Safety Checklist. KidsHealth. [Fecha de consulta: 10/06/2017]

Comparte