• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consejos para una práctica deportiva segura y saludable en primavera y verano

29/06/2016

Llega el buen tiempo, aumentan las temperaturas y los días se hacen más largos. Todo ello nos invita a dedicar más tiempo a realizar actividades al aire libre.

Hemos de aprovecharlo, pues puede ser un buen momento para realizar actividades lúdicas y deportivas que incluyan a toda la familia y, así, aprovechar para fomentar en nuestros hijos un estilo de vida activo como hábito saludable

Aparte de que en esta época del año se disparan las ofertas de ocio y actividad física al aire libre que ofrecen las ciudades, podemos ser proactivos y aprovechar algunas ocasiones que se nos brindan para ofrecer un estímulo que anime a nuestros hijos a la práctica deportiva.

Ocasiones especiales como un cumpleaños, la caída de algún diente de leche, algún logro académico o la llegada del fin de curso pueden celebrarse con regalos de material deportivo o de ocio activo.

En este sentido, resulta interesante decantarse por deportes o juegos menos practicados o conocidos pero que pueden resultar sumamente entretenidos para ellos y aportarles habilidades que no desarrollan con los deportes o juegos más extendidos.

Así, por ejemplo, los deportes de raqueta (tenis, bádminton, ping-pong…) son ideales para el desarrollo de la coordinación ojo-mano. El patinaje sobre ruedas ayuda a desarrollar el equilibrio, así como a fortalecer y a mejorar la estabilidad de los tobillos y las rodillas. 

Es importante que tengamos en cuenta las circunstancias que pueda tener cada niño. Un ejemplo muy claro, por la época del año en que nos encontramos, son las alergias ambientales, sobre todo a pólenes. En estos casos, no se recomienda que practiquen actividad física al aire libre en días con alta concentración de pólenes. Pueden consultar la información sobre los niveles polínicos en la página web de la Red Española de Aerobiología y en la del Punto de Información Aerobiológica de la Xarxa  Aerobiològica de Catalunya.

Por último, no hemos de olvidar ni descuidar las precauciones básicas a la hora de practicar actividad física al aire libre. Algunas de ellas son aplicables a cualquier momento del año, tales como practicarlo en un entorno seguro y adoptar las medidas básicas de protección (casco, rodilleras o coderas en deportes con posibilidades de caída, por ejemplo).

Otras son especialmente relevantes en verano y, sobre todo, en niños: la ingesta abundante de líquidos y la protección solar. Sobre la protección solar, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evitar la práctica deportiva entre las 12 y las 16 horas.
  • Utilizar una crema con un factor de protección alto y repetir su aplicación cada dos horas.
  • Utilizar una gorra para proteger la cara y el cuello, que son zonas más sensibles al sol.

 

Comparte