• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consejos para elegir la silla de coche más adecuada para tus hijos

19/10/2015

El 40 % de los menores de 14 años que mueren en accidentes de tráfico carecían de un sistema adecuado de retención infantil. Para evitarlo, elige uno que se ajuste a la edad y al peso de tu hijo.

Llegan las vacaciones de verano, y con ellas, los largos desplazamientos en coche. Con el propósito de reducir la siniestralidad infantil en accidentes de circulación, el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico han lanzado la campaña “La silla que cuida”.

El objetivo es recordar a todos los padres que el uso de sistemas de retención infantil (SRI) es obligatorio, y que puede evitar el 75 % de las muertes y el 90 % de las lesiones en un accidente de tráfico.

Los menores de 12 años que no lleguen a los 135 centímetros de altura están obligados a emplear un SRI cuando viajen en coche, adecuado a su peso. La silla tiene que estar homologada, una información que conoceremos comprobando si lleva un sello con la letra E. En esa misma etiqueta sabremos con qué pesos puede emplearse.

Hoy por hoy, los sistemas más seguros son los que emplean el anclaje ISOFIX. La silla debe estar fijada al vehículo mediante dos o tres puntos, siempre que sea posible, en el asiento trasero. Desde el 1 de octubre de 2015, sólo se puede sentar al niño en el asiento delantero cuando el vehículo no disponga de asientos traseros o cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.

Existen cuatro grupos a la hora de clasificar los cuatro tipos de sillas que podemos encontrar en el mercado:

  • Grupo 0: niños de hasta 18 meses y de hasta 10 kilos. Se colocan siempre en sentido contrario al de la marcha.
  • Grupo 0+: niños de hasta 18 meses y de hasta 13 kilos. Como los anteriores, van en sentido opuesto a la marcha.
  • Grupo 1: niños de 1 a 4 años y de 9 a 18 kilos. Se fija a la silla con la ayuda del propio cinturón del vehículo y se orienta de cara a la marcha.
  • Grupo 2: niños de 3 a 6 años y de 15 a 25 kilos. Se trata de dispositivos que elevan al niño hasta que el cinturón del vehículo puede sujetarlo correctamente. Deben emplearse cojines elevadores con respaldo para una mayor comodidad.
  • Grupo 3: niños de 5 a 12 años y de 22 a 36 kilos. Funcionan igual que los del grupo 2.

Es muy importante tener presente que llevar al niño en brazos es muy peligroso siempre. Tampoco deberemos permitir que comparta cinturón con alguien, pues este pierde mucha eficiencia. Si llegara el momento en que la cabeza del niño sobrepasa el respaldo, ha llegado el momento de comprar una silla nueva. Es fundamental reemplazar la silla por una nueva si esta sufre cualquier desperfecto.

Actualización 1 de octubre de 2015

Desde el 1 de octubre de 2015, todos los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto: 
 
1.      Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
2.      Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.
3.      Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

 

Acceso a la fuente de consulta:

Dirección General de Tráfico.

Comparte