• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consejos para disfrutar con tus hijos de una Navidad segura

14/12/2015

Celebraciones, regalos, comidas y tradiciones. Estos son algunos ingredientes de la Navidad y suelen gustar mucho a los niños. Sin embargo, debes tener en cuenta que, en estas fechas, también se producen accidentes fácilmente previsibles con sencillos consejos de seguridad. 

En Navidad la seguridad de tus hijos sigue siendo lo primero. Es por eso que en el momento de comprar adornos, decorar el árbol, organizar las comidas familiares y pedir a Papá Noel y a los Reyes los juguetes que más les gusten, no debes olvidar prevenir los riesgos que todo ello puede conllevar.

En cada uno de los ingredientes que configura la Navidad existen riesgos que te serán muy fáciles de evitar. A continuación, te exponemos los métodos de prevención que es aconsejable que sigas en distintos elementos y contextos navideños.

El árbol

  1. Si compras un árbol natural intenta que sea recién cortado: si es así, sus hojas serán difíciles de arrancar y no se romperán si los niños las doblan. 
  2. Corta unos 5 centímetros del tronco del árbol para exponer la madera fresca: de este modo, hay una mejor absorción del agua, hecho que evitará que el árbol se seque y haya peligro de incendio. Igualmente, mantén lleno el depósito de agua del soporte del árbol para que la calefacción no lo seque demasiado.
  3. Si compras un árbol artificial, comprueba que lleve la etiqueta ‘resistente al fuego’.
  4. Coloca el árbol lejos de chimeneas, radiadores o calentadores portátiles y evita que obstruya los lugares de paso y que bloquee las entradas. 
  5. Coloca el árbol en una maceta amplia: para evitar que pueda volcarse.
  6. Corta las ramas bajas: así los niños no se harán daño ni intentarán arrancarlas.

El Belén

  1. No uses figuras pequeñas: para evitar que los más pequeños se puedan atragantar con ellas.
  2. Evita usar serrín o musgo seco para realizar los caminos: usa cartón o papel para que los niños no se lo traguen.
  3. No pulverices zonas al alcance de los niños con nieve artificial: podrían chuparla, así pues, es mejor que decores las montañas nevadas con harina.

Las luces

  1. Compra luces con el distintivo CE e instrucciones en un idioma que entiendas: y sigue al pie de la letra las instrucciones de montaje y seguridad.
  2. Asegúrate de que todas las bombillas funcionan y de que no hay alambres rotos o conexiones sueltas. 
  3. No uses luces eléctricas sobre árboles metálicos: si las luces estuvieran defectuosas por algún motivo el árbol podría quedar cargado de electricidad y, si los niños lo tocaran, podrían electrocutarse.
  4. Vigila que los niños no se lleven las luces a la boca: algunos cables contienen plomo en la base de la bombilla y en el alambre del revestimiento. 
  5. Si compras luces exteriores, asegúrate de que están certificadas: además, debes fijarlas con ganchos o grapas, no con clavos ni tachuelas.
  6. Conecta los adornos eléctricos a circuitos para uso en exteriores que lleven interruptores de circuito conectados a tierra: para prevenir posibles descargas eléctricas.
  7. No cubras las luces con otros elementos decorativos.
  8. Apaga las luces a la hora de dormir o al salir de casa: de este modo, evitarás que un posible cortocircuito empiece un incendio.

Los adornos

  1. Para adornar el árbol usa materiales no combustibles o resistentes a las llamas.
  2. No uses adornos puntiagudos, afilados o que puedan romperse.
  3. No pongas adornos que contengan piezas pequeñas: los niños podrían tragárselas o inhalarlas.
  4. Por el mismo motivo, evita adornos con aspecto dulce o de alimento.
  5. No uses velas encendidas en un árbol o cerca de él; ponlas en portavelas que resistan el fuego y colócalas en zonas donde no se puedan derribar.
  6. Mantén fuera del alcance de los niños las sales coloreadas de la chimenea: producen llamas de colores pero si los niños se las meten en la boca, pueden sufrir irritación gastrointestinal y vómitos.
  7. Evita que los niños estén en contacto con muérdago, acebo o flores de Pascua debido a su toxicidad.  

Las comidas familiares

  1. Cocina totalmente las carnes de res, cerdo y ave y lava cuidadosamente las verduras y frutas . 
  2. Mantén los líquidos y alimentos calientes lejos de los bordes de mesas de cocina y de comedor, los pequeños podrían volcarlos.
  3. Evita que los niños tengan acceso al horno microondas.
  4. Asegúrate de que todos se lavan las manos con frecuencia.
  5. Mantén separados los alimentos crudos de los cocidos: y usa utensilios distintos para prepararlos.
  6. Deshiela la carne en la nevera: no sobre la mesa de la cocina.
  7. No dejes los alimentos que requieren refrigeración (carnes, mariscos, pescado) a temperatura ambiente durante más de dos horas. 
  8. Después de una comida festiva, limpia inmediatamente: para evitar que los niños toquen la comida sobrante o restos de alcohol o tabaco.
  9. Ten cerca los teléfonos de urgencia: llama al 112 en caso de que tenga lugar algún incidente.
  10. Si una celebración se organiza en otra casa, vigila que esté adaptada a los niños: es decir, ten cuidado con que no se acerquen a armarios de limpieza, escaleras o radiadores calientes así como a adornos navideños que no cumplan las normas de seguridad expuestas.

Los regalos

  1. Asegúrate de que tus hijos piden a Papá Noel y a los Reyes juguetes para su edad, habilidades e interés: si les traen juguetes demasiado avanzados pueden suponerles un peligro. 
  2. Lee detenidamente las instrucciones de los juguetes: antes de que los niños los pidan o jueguen con ellos. 
  3. Vigila que no pidan juguetes que se tengan que conectar a la corriente eléctrica: si tienen menos de diez años. 
  4. Asegúrate de que las piezas de los juegos no son demasiado pequeñas: para evitar que se las puedan tragar. Especialmente, vigila en este sentido los juegos con imanes.
  5. Aleja de los niños los globos rotos o deshinchados: conllevan riesgo de asfixia.
  6. Quita los cordones y los lazos de los juguetes antes de que los niños más pequeños los abran. 
  7. Una vez abiertos los regalos, quita papeles y envolturas de las zonas cercanas a la chimenea o las estufas.
  8. Guarda los juguetes en un estante o baúl y aleja los de los niños más mayores del alcance de los más pequeños.

Las salidas, excursiones y visitas

  1. Intenta que tus hijos no abandonen sus rutinas habituales: las actividades navideñas pueden hacer variar sus horarios de sueño o alimentación. Intenta cumplirlos para que estas fechas no les creen estrés.
  2. En aglomeraciones de gente no pierdas de vista a tus hijos: los centros comerciales o los parques navideños suelen estar llenos de gente. Pacta siempre con ellos un punto de encuentro y apunta tu teléfono móvil en una tarjeta que lleven visible . Explícales, además, que si se pierden, pueden pedir ayuda, preferiblemente a personas adultas con uniforme. 

Los peligros están presentes en elementos muy cotidianos y los momentos de distensión de los adultos pueden conllevar riesgos para los niños. No dejes de vigilarlos y de tener en cuenta todas las precauciones expuestas. 

Se trata de disfrutar de unas fechas entrañables pasando buenos ratos junto a los pequeños y evitar que algún incidente los estropee. Conseguirlo es fácil siguiendo una buena estrategia prevención. Sólo con seguridad podrás conseguir que estas fiestas sean inolvidables. 

Acceso a los documentos originales:

Consejos de seguridad para las fiestas de fin de año. Healthy Chidlren.   

Navidad con niños. Fiestas felices y seguras. Ser padres. 

Comparte