• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Consecuencias de una infección por E. coli

10/03/2016

La infección por Escherichia coli (o E. colies muy poco frecuente, pero que puede provocar una enfermedad muy grave. Se suele trasmitir al ingerir alimentos contaminados y la mejor forma de luchar contra ella es adoptando medidas preventivas. 

E. coli se puede trasmitir entre personas, pero las infecciones graves por E. coli se suelen deber a la ingesta de alimentos contaminados con esta bacteria. Una persona come alimentos contaminados y enferma.

Esta bacteria no siempre es perjudicial para el ser humano. Normalmente vive en nuestros intestinos, donde nos ayuda a descomponer y a digerir los alimentos que comemos. Algunas cepas de E. coli pueden salir de los intestinos y llegar a la sangre. 

La ternera puede contener E. coli porque esta bacteria infecta el ganado a menudo. La bacteria se puede encontrar en la carne y en sus heces, así como en la verdura. La contaminación de los alimentos suele ocurrir cuando se utiliza estiércol como abono o cuando se riegan los campos con agua contaminada por E. coli.

Las personas afectada por una infección por E. coli pueden presentar: fuertes retortijones y dolor en el vientre, vómitos y  diarrea, a veces con sangre 

Alimentos en que nos debemos fijar

Los alimentos que pueden provocar una intoxicación por E. coli son la carne picada de ternera poco cocinada (utilizada para hacer hamburguesas); la verdura (espinacas, lechuga, cebollas…) que ha crecido con estiércol de vaca o que se ha regado o lavado con agua contaminada; y el zumo de frutas no pasterizado (la pasterización es un proceso que utiliza calor para matar gérmenes).

El calor permite matar la bacteria E. coli. De ahí que los expertos recomienden cocinar la ternera (sobre en carne picada) hasta que esté bien hecha y deje de estar rosa, así como beber zumo pasterizado. Algunos expertos también recomiendan lavar y restregar bien las verduras antes de comérselas.

Pero hay otros que afirman que cuesta mucho eliminar la E. coli una vez ha contaminado un alimento. Opinan que la solución sería adoptar más precauciones para que E. coli no entre en contacto con los cultivos.

Diagnóstico y tratamiento 

Si una persona presenta síntomas de intoxicación por E. coli, el médico le mandará análisis de sangre y de heces, que se analizarán para saber si presentan cepas nocivas de E. coli. Aunque la diarrea sea uno los síntomas principales de esta intoxicación, no se deben tomar medicamentos antidiarreicos, que pueden enlentecer la curación.

Algunas personas se recuperan en casa, mientras que otras deben ingresar en un hospital. En algunos casos, la intoxicación por E. coli provoca problemas de riesgo vital en los riñones.

Prevención 

Los adultos son los principales responsables de la prevención de esta enfermedad: deben preparar carne bien hecha, limpiar bien las superficies donde la preparen y estar pendientes de las retiradas del mercado de verduras y otros alimentos contaminados.

Los niños pueden participar en la prevención pidiendo hamburguesas bien hechas en los restaurantes y comiéndoselas solo si están marrones por el centro, no bebiendo agua de lagos, del mar o de piscinas y lavándose siempre las manos después de ir al váter y antes de comer. 

Acceso a la fuente de consulta:

E. Coli. KidsHealth. [Fecha de consulta: 10/03/2016]

Comparte