• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Conoce los tipos de partos, antes de tomar tu decisión

11/08/2016

Muchas veces temido y otras tanto idealizado, el parto es uno de los momentos más esperados de las futuras mamás.

Aunque toda mujer embarazada desea un parto perfecto (corto, sin complicaciones y con un dolor llevadero), no siempre está a su mano decidir de qué forma dará a luz.

Existen diversas modalidades de parto y aunque la madre puede, en un principio, decidir cómo será el momento final de la gestación, existen varios motivos por el cual las decisiones tomadas con premeditación pueden cambiar en cualquier momento, ya sea porque llegada la hora prefiere otro tipo de alumbramiento o porqué el personal médico lo considera conveniente para garantizar la salud de la madre o el bebé.

A continuación se presentan los distintos tipos de partos:

Parto vaginal

En el parto vaginal espontáneo, o parto natural, se da a luz vía vaginal sin la ayuda de fármacos ni intervención de tecnología.

La Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) lo define como un “proceso fisiológico único” con un inicio “espontáneo” que “se desarrolla y finaliza sin complicaciones y culmina con el nacimiento y no implica más intervención que la ayuda integral y respetuosa en el nacimiento".

¿Dónde puedo tener un parto natural? El parto natural se suele desarrollar en hospitales, en casas de maternidad o en el hogar familiar

A tener en cuenta: el parto normal requiere que la mujer tenga conocimientos amplios sobre las diversas técnicas de alivio del dolor y que la comadrona le proporcione ayuda y seguimiento durante todo el proceso del parto. Además, en este tipo de partos se debe adecuar el entorno físico donde la mujer vaya a dilatar y parir a sus necesidades. Es muy importante ser consciente de que este es un tipo de parto que precisa que sea una gestación de bajo riesgo. 

Entre las distintas modalidades del parto natural se encuentra la posibilidad de dilatar en el agua, un procedimiento que ya han incorporado varios hospitales, entre ellos el Hospital Sant Joan de Déu

Parto dirigido

En el parto medicalizado o dirigido los profesionales utilizan instrumentos y fármacos que garanticen la seguridad de la mamá y el bebé, para facilitar la progresión de parto o bien en casos seleccionados, la inducción del parto.

La epidural es un tipo de analgesia regional que proporciona alivio continuo del dolor en todo el cuerpo por debajo del ombligo (incluidas las paredes vaginales) durante el trabajo de parto y el parto. Con una epidural, la mujer se siente cómoda y está completamente consciente, se suele utilizar un catéter durante el parto que permita utilizar dosis repetidas de anestésicos.

Parto instrumental vaginal

Instrumentos como los fórceps, espátulas y vacuum se utilizan en casos de alumbramientos fuera de la normalidad.

Por ejemplo porqué el feto se encuentra en una posición anormal o por la necesidad de disminuir los esfuerzos del período expulsivo, situaciones en las cuales el equipo médico considere que debe acelerarse el nacimiento en beneficio materno o fetal entre otros. 

Parto por césarea

La cesárea, o parto abdominal, se realiza quirúrgicamente en casos de partos de alto riesgo o situaciones de no progresión de parto. En países desarrollados como los Estados Unidos este tipo de alumbramientos alcanza cerca del 20 % del total de los partos.

Una cesárea implica hacer una incisión en la pared abdominal y el útero de la madre y aunque, en términos generales, se considera un procedimiento seguro, la cesárea conlleva más riesgos que el parto vaginal. Además, después de un parto vaginal, la madre puede volver antes a casa y se recupera más deprisa.

Para afrontar un parto lo más personalizado posible, es importante que la madre defina el Plan de Nacimiento, un instrumento útil para que las mujeres y sus parejas puedan ordenar y exponer sus preferencias, anhelos o expectativas con respecto al nacimiento de su hijo o hija.

Elegir previamente por escrito quién quieres que te acompañe, como prefieres que sea el espacio físico del alumbramiento, los procedimientos, el control fetal, la atenuación del dolor, la dilatación, la primera lactancia, etc. te hará tomar mayor conciencia de este momento.

Ahora bien, recuerda que lo principal es el bienestar del feto y el tuyo propio, con lo que el cumplimiento del Plan puede desviarse en cualquier momento sin que esto tenga que suponer una frustración.

El Programa MARE - La opción de parto dentro del Hospital Sant Joan de Déu

El Hospital de Sant Joan de Déu, cuenta con un modelo de atención al parto conocido como Programa MARE (Maternidad Respetada) para satisfacer las necesidades de las gestantes sin reducir las garantías de seguridad. El programa da protagonismo a la gestante. La futura mamá puede elegir el modelo de parto que desea, puede estar acompañada por su pareja en todo momento y puede estar con su bebé desde el primer momento del nacimiento.

Entre otras novedades, a las madres que dan a luz en en el hospital se les da la bienvenida con una sesión informativa y, en caso de embarazos de bajo riesgo, pueden elegir tener un parto natural. Además, se han habilitado espacios que permiten a la futura mamá hacer la dilatación y el parto en la misma sala. La habitación está equipada con un sistema de telemetría para monitorizar el estado del bebé sin cables, facilitando la movilidad de la gestante. Y para los familiares, el hospital está abierto las 24 horas del día para que puedan visitar a la madre y al bebé.

"Se trata de crear un entorno amable y cálido para la mujer, que pueda elegir si quiere escuchar música, que se le pregunte si quiere anestesia epidural y que el parto no sea tan tecnificado como hasta ahora", explican desde el Área de la mujer del hospital.

Comparte