• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo regular el sueño de los recién nacidos

18/06/2016

Es frecuente que muchos bebés duerman durante el día, y en cambio, se pasen las noches despiertos y llorando. No es algo extraño ni preocupante, aunque afecta al sueño y descanso de los padres. Pero, ¿por qué nuestro hijo no duerme de noche, y qué podemos hacer para cambiar este hábito?

El sueño de los recién nacidos no puede compararse con el de los adultos. Hasta los cinco meses, el niño duerme igual que lo hacía dentro del útero, y por lo tanto, su reloj biológico sigue un ritmo ultradiano, es decir, que aún no está sincronizado con la luz solar. Así, los bebés suelen dormir durante periodos cortos de tiempo y sin tener en cuenta en qué momento del día se encuentran. Estos hábitos son consecuencia de que los recién nacidos aún no tienen suficientemente desarrollada la parte del cerebro donde se encuentra el reloj biológico de los adultos.

Por lo tanto, hasta los cinco meses, cuando esta área del cerebro ya empieza a estar formada, es normal que las horas de sueño del niño se produzcan tanto de día como de noche, y en ningún caso significa que tenga el sueño cambiado. Por ello, hay que tener mucha paciencia, dormir poco, y esperar a que el sueño de nuestro hijo se sincronice con el nuestro.

De todas maneras, las rutinas son siempre una buena arma para que el bebé duerma por la noche y adquiera unos hábitos de sueño coordinados con los nuestros. Acostarle siempre a la misma hora y en el mismo lugar, justo después de un baño relajante o de darle de mamar, no acostumbrarle a dormir en silencio y a oscuras durante el día, y comprarle un peluche que pueda asociar con el sueño, son medidas que pueden ayudar a controlar las horas de sueño del recién nacido.

No hay que olvidar que la leche materna contiene componentes, sobre todo el triptófano, que ayudan a regular el sueño. Hay alimentos como el arroz, la soja, las lentejas, los plátanos, los tomates, etc, que aumentan los niveles de triptófano en la leche materna, y por lo tanto, es de gran ayuda si la madre los ingiere. En caso de que se alimente al niño con leche artificial antes de los cinco meses, la opción más factible es utilizar leches con fórmulas disociadas, que también contienen componentes que ayudan a regular el sueño.

Comparte