• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Cómo garantizar un hogar libre de gérmenes?

25/01/2016

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el U.S. Department of Health and Human Services han publicado una guía con siete claves sencillas para prevenir las enfermedades infecciosas y conseguir un hogar libre de gérmenes.

1. Lavarse las manos a menudo. Conservar las manos limpias es indispensable para eliminar los gérmenes y evitar contagios innecesarios. Se pueden prevenir fuentes potenciales de infección lavándose las manos antes de comer y cocinar, después de utilizar el baño o de haber tocado algún animal, etc. Hay que recordar que, para que los gérmenes desaparezcan, las manos deben frotarse con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

2. Limpiar y desinfectar las superficies regularmente. Si realmente se pretende eliminar los gérmenes que habitan en las superficies de casa, es indispensable desinfectar esas zonas, sobre todo si se trata de lugares como la cocina y el baño. Limpiar sólo implica quitar los gérmenes, no destruirlos por completo. Para saber si el producto que utilizamos es un desinfectante, hay que asegurarse de que lo indica en la etiqueta y de que cumpla los requisitos de calidad. En la mayoría de casos, para que hagan efecto, los desinfectantes deben dejarse aplicados unos minutos.

3. Preparar los alimentos de manera segura. Para evitar contagios que provienen de bacterias alimentarias nocivas, hay que seguir unos consejos fundamentales en la cocina:

  • Limpiar las superficies de la cocina y lavarse las manos a menudo. Es importante pasar por agua las frutas y los vegetales aunque tengan cáscara no comestible, y utilizar toallas de papel para limpiar, ya que son desechables y así se evita la transmisión de bacterias. En caso de que se usen trapos, deben lavarse con frecuencia.
  • Separar la carne cruda (roja, aviar y pescado) y los huevos de otros alimentos, tanto en el carrito del supermercado como en la nevera o en diferentes platos y recipientes, en definitiva, en cualquier caso que puedan entrar en contacto, para prevenir la contaminación cruzada entre alimentos.
  • Cocinar cada tipo de alimento a su temperatura adecuada, para que las bacterias nocivas se eliminen correctamente.
  • Refrigerar los alimentos de manera correcta y rápidamente evita que las bacterias aparezcan. Lo adecuado es que la nevera se mantenga a unos 4°C y el congelador a unos -18°C.

4. Vacunarse. Es importante asegurarse de que toda la familia recibe las vacunas recomendadas en general, y las que sean necesarias cuando se viaja a países de riesgo.

5. Tomar los antibióticos correctamente. Los antibióticos deben tomarse siempre como indica el doctor o el prospecto. Hay que tener en cuenta que, si se toman de manera inadecuada, las bacterias pueden hacerse más resistentes a la cura, y ello conlleva que sea más difícil tratar las enfermedades.

6. Tener cuidado con las mascotas. Las mascotas pueden suponer un riesgo de enfermedades contagiosas, sobre todo para los más pequeños de la casa. Es importante llevar al día todas las vacunas recomendadas, cumplir las leyes de collares y correas, limpiar cada día las cajas de arena (nunca las mujeres embarazadas), lavarse las manos después de haber tocado cualquier animal y no permitir que los niños pequeños besen a las mascotas o se lleven las manos a la boca después de haberlas acariciado.

7. No mantener contacto con animales silvestres. Muchos animales silvestres pueden transmitir enfermedades importantes como la peste procedente de los ratones, la rabia de los mapaches y los zorros o la enfermedad de Lyme de las garrapatas. Por lo tanto, prevenir el contacto con estos animales es prioritario. Para ello, es importante no dejar ningún agujero libre de entrada a la casa ni alimentos en los alrededores, es necesario despejar de maleza las proximidades y utilizar repelente para las garrapatas.

Fuente : http://www.cdc.gov/ounceofprevention/docs/oop_brochure_esp.pdf
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
U.S. Department of Health and Human Services

Comparte