• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo evitar y tratar las mordeduras de perro

16/10/2017
Acercar a los niños a los animales es sin duda una fuente de múltiples ventajas, pero también debemos tener en cuenta que existen ciertos riesgos. La mayoría de niños y niñas no piensan en la posibilidad de que un perro cariñoso y juguetón les pueda hacer daño, pero la verdad es que estadísticas como las de Estados Unidos, nos demuestran que ocurren unos 4,7 millones de mordeduras de perro cada año, y más de la mitad de los que las padecen no llegan a los 14 años de edad.

Las mordeduras de perro pueden ser mucho más que inocentes mordeduras y algunas de ellas requieren de un ingreso hospitalario o incluso cirugía.
De todos modos, si enseñamos a nuestros hijos unas normas básicas para relacionarnos con los animales que nos rodean, les permitirá poder disfrutar de encuentros más seguros.

Cómo debemos relacionarnos con los perros

Todas las razas de perros pueden morder. El hecho de que un perro sea pequeño y parezca amigable no implica que no pueda provocarnos una lesión. Incluso el perro de compañía más simpático y mejor educado puede intentar morder si alguien lo sobresalta, lo asusta, lo amenaza o si está enfadado, alterado o dominado por el hambre.

Por mucho que creamos conocer a un perro, es necesario supervisar siempre cuando nuestros hijos están en contacto con una mascota ajena. Para reducir el riesgo de mordeduras, es conveniente enseñar a los niños y niñas las siguientes normas de seguridad:

  • Preguntad siempre al dueño si se puede o no se puede acariciar el perro.
  • Esperad a que el perro os vea y os huela antes de acariciarlo.
  • Una vez podáis acariciarle, hacedlo con los dedos juntos y con lentitud.
  • No molestéis al perro.
  • No os acerquéis ni os alejéis de perro que esté corriendo.
  • Si se os acerca un perro desconocido, conservad la calma, no lo miréis directamente a los ojos, ni huis corriendo.
  • Si un perro hace el intento de morderos, colocad cualquier objeto entre su cuerpo y el del perro. Si el perro os hace caer, haced un ovillo cubriéndoos la cara y quedaos quietos. Pedid ayuda.
  • No tratéis de detener los animales cuando están luchando.
  • Dejad los animales enfermos, lesionados o muertos solos, y llamad al Departamento local de control animal.
  • Dejad los animales salvajes solos.

Cómo ha de actuar el amo de un perro

Gran parte de la responsabilidad para prevenir las mordeduras de perro recae sobre sus dueños. Antes de adquirir un perro, es conveniente que habléis con un profesional (veterinario, cuidador o propietario de un refugio de perros) para que os indique qué tipo de raza es la más adecuada para vuestro hogar. Formulad preguntas sobre el temperamento y la salud del perro. Un perro con antecedentes de conducta agresiva no es adecuado para una familia con niños.

Si ya tenéis un perro, aseguraos de que lleva al día su programa de vacunaciones y de llevarlo al veterinario regularmente. Considerad la posibilidad de inscribir al perro en un centro o escuela de adiestramiento para favorecer su sociabilidad y su obediencia, lo que reducirá considerablemente las probabilidades de que muerda a alguien.

Cuando saquéis al perro a pasear, llevadlo siempre de la correa para poder controlarlo. Supervisad atentamente a vuestro hijo cuando se relacione con el perro y no dejéis nunca un bebé o un niño pequeño (de hasta dos años y medio de edad) solo con la mascota familiar.

Incluso, si estáis habituados a convivir con perros en casa, aseguraos se de que vuestro hijo entiende algunas normas para relacionarse con ellos:

  • No apretar nunca a un perro con demasiada fuerza, no tirarlo por los aires, no echarse sobre él ni saltarle encima.
  • No fastidiar a un perro ni estirarles las orejas o la cola.
  • No molestar a un perro mientras está comiendo, durmiendo o cuidando de sus crías.
  • No sacarle nunca un juguete o un hueso a un perro, ni jugar a pelearse con él.
  • No alimentar nunca a un perro utilizando los dedos. Poner siempre el alimento sobre la palma de la mano mientras se mantienen todos los dedos bien juntos.
  • No acorralar nunca a un perro contra una esquina.

Cómo actuar ante la mordedura de un perro

Si a pesar de todas las medidas de seguridad, vuestro hijo es mordido por un perro, lo más conveniente es ponerse rápidamente en contacto con un pediatra. Algunas mordeduras de perro se deben tratar en servicios de urgencias. La fuerza de una mordedura de perro puede, de hecho, provocar fracturas o roturas de hueso. Otras pueden parecer de poca importancia cuando se ven por fuera, pero pueden conllevar lesiones más profundas en músculos, huesos, nervios y tendones.

El tratamiento depende de la localización de la mordedura, del estado general de salud de la víctima y de si el perro está vacunado contra la rabia.

Los principios básicos de la atención son los siguientes:

  • Buscar supervisión médica inmediata.
  • Lavar y limpiar la herida con jabón y agua abundante.
  • Practicar una sutura primaria de la herida si el riesgo de infección es bajo.
 
Aunque se trata de algo sumamente infrecuente, una mordedura de perro puede contagiar la rabia y otros tipos de infecciones bacterianas que transmiten los perros, por lo que deben tratarse lo antes posible. Aseguraos de preguntar al pediatra si vuestro hijo necesita antibióticos para prevenir este tipo de infecciones.

Intentad ofrecer una información precisa de lo ocurrido con el fin de ayudar a vuestro pediatra a determinar el riesgo de infección y el tipo de tratamiento:

  • Nombre y lugar de residencia de los dueños del perro.
  • Si el perro lleva, o no, su programa de vacunaciones al día.
  • Si el ataque ha sido, o no, provocado. Esto ayuda al médico a saber si el perro podría estar enfermo, lo que, a su vez, repercutirá sobre el tratamiento a seguir.
  • El grado de actualización del programa de vacunaciones de vuestro hijo y sus antecedentes médicos de carácter crónico.

Acceso a la fuente de consulta:

Cómo prevenir las mordeduras de perro. KidsHealth. [Fecha de consulta: 16/10/2017]

Mordeduras de animales. Medline Plus. [Fecha de consulta: 16/10/2017]

Tratamiento para mordidas de animales. Healthy Children. [Fecha de consulta: 16/10/2017]

Mordeduras de animales. Organización Mundial de la Salud. [Fecha de consulta: 16/10/2017]

Comparte