• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo evitar y curar las picaduras de mosquitos

15/07/2014

En verano, además de vacaciones, vienen también los mosquitos. Es por eso que debes saber cómo ahuyentarlos y qué hacer si pican a tus hijos. Aprende cuáles son las mejores medidas de seguridad y las soluciones más eficaces contra las picaduras de mosquitos. 

Los meses de calor son los más propensos a que los mosquitos, que abundan en muchos ambientes -sobre todo los húmedos- , piquen a tus hijos. 

Las soluciones más eficaces contra los mosquitos

En primer lugar, debes tener claro que debes alejarlos de tus hijos. Para conseguir tal objetivo, un método muy seguro, además de económico, es la instalación de mosquiteras. Los lugares más recomendados para ello son las ventanas y alrededor de las camas de tus hijos. Aunque pueden resultar un poco molestas con el calor porque disminuyen la entrada de aire, son muy efectivas para evitar picaduras. 

Recuerda que una mosquitera cumplirá correctamente su función si sus poros tienen unas medidas de 1,2mm x 1,2mm. Además, es recomendable rociarlas con insecticidas como la permetrina o la deltametrina para aumentar su potencial protector. 

Por otro lado, es también una buena opción aplicar repelentes cutáneos. Sin embargo, debes tener cuidado, según la edad de tus pequeños, hay algunos más adecuados que otros. Por ejemplo, el DEET y la picaridina, que se consideran los más efectivos por su tiempo de duración, deben usarse con mucha precaución. De hecho, el DEET no puede aplicarse a menores de 6 meses; además, en niños de hasta 2 años, sólo puede aplicarse una vez al día ya que, a causa de algunos de sus componentes, la exposición prolongada a grandes cantidades de este producto puede causarles convulsiones. Por su parte, la picaridina es un invento muy reciente y no existen estudios a largo plazo sobre él. Eso sí, puede utilizarse con seguridad si tus hijos tienen más de 2 años. 

En la aplicación de estos repelentes, debes tener en cuenta el tiempo que duran y que el sudor puede reducir sus efectos. Además, los envases de estos productos nunca deben estar al alcance de los niños ni debes permitir que sean ellos mismos los que se los apliquen. Antes de utilizarlos, lee bien toda la etiqueta, pues indica el método correcto de uso y las precauciones que se deben tomar con los pequeños, como no utilizar pesticidas cerca de los ojos, la boca o los oídos y lavarte las manos después de aplicar estos productos a tus hijos.

Por otro lado, los repelentes para la ropa son un sistema muy eficaz. La permetrina es el método más efectivo de todos, y más si sobre la piel se ha aplicado DEET. Sin embargo, debes tener cuidado, este producto es más tóxico que los insecticidas para la piel, por eso sólo debe aplicarse sobre ropa, objetos o mosquiteras. Teniendo precaución, esta es una medida de larga duración, que no daña la ropa y que huele sólo en el momento que se aplica. A pesar de ello, es un poco más caro que los mencionados anteriormente. 

Por otra parte, debes saber que los mosquitos necesitan el agua para reproducirse. Lo mejor es evitar y tratar las fuentes de agua estancada que pueda haber en tu casa, así harás que no se multipliquen. De este modo, si tienes cubos, contenedores o bebederos de mascotas renueva el agua con frecuencia o bien elimínalos. Si además, tienes piscina, debes tratar el agua con cloro de forma periódica. De igual modo, si dispones de una fuente, vigila que esté siempre en funcionamiento ya que el movimiento constante de agua disuade estos insectos. Si en tu casa hay un lago artificial, puedes introducir pesticidas químicos o biológicos o incluso una idea es poner peces que se coman las larvas de los insectos –carpas o gambusias, por ejemplo-.

¿Qué hacer ante una picadura de mosquito?

Aun utilizando todas estas medidas, es posible que en alguna ocasión, tus hijos se vean afectados por una picadura de mosquito. Si se da el caso, no te preocupes, los mejores métodos para curarlas son:

  1. Lavar la picadura con agua y jabón
  2. Aplicar a la picadura loción de calamina o de hidrocortisona para aliviar el picor
  3. Poner sobre la picadura una bolsa de hielo
  4. Puedes dar a tus hijos algún antihistamínico para reducir la inflamación y el picor

Sin embargo, si con estos métodos la picadura no se va curando, debes consultar cómo tratarla con tu pediatra. 

Así pues, recuerda que evitar las picaduras de mosquitos es fácil y posible si se tienen en cuenta las medidas mencionadas. No sufrir las molestas picaduras de estos insectos hará que tus pequeños disfruten de las vacaciones sin percances.  

Acceso a los documentos originales:

¡Ay! ¡Me ha picado un mosquito! Kidshealth.   

Comparte