• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo enseñar a los niños a reciclar

11/02/2014

Que los niños aprendan la importancia de reciclar y cómo hacerlo es una tarea de todos: padres, escuela y sociedad. Sólo así crecerán con la mentalidad de que cada uno de nosotros puede aportar su grano de arena para hacer de este un mundo más limpio y mejor. 

Cada vez más la sociedad se está concienciando sobre la necesidad de que cada uno de nosotros aprenda a respetar, a valorar y a querer el mundo en el que vivimos, y existen varias opciones fáciles de implementar a nivel familiar o individual para conseguirlo. El consumo responsable y la compra de comida de temporada y de proximidad son dos claros ejemplos para que los niños empiecen a comprender y a adoptar una actitud para un mundo mejor.

Propuestas para enseñar a reciclar

El reciclaje es otro factor clave en el que los padres desempeñan un papel fundamental a la hora de enseñar cómo se hace, y sobre todo, por qué es necesario reciclar. 

Una de las claves para enseñar a reciclar, y además muy fácil de recordar para mayores y niños, es el de las famosas tres “R”:

  • REUTILIZAR: Es un concepto que sugiere emplear un objeto tantas veces como sea posible, y darle más vida de la que en principio pueda parecer. Así, por ejemplo, antes de arrojar un folio a la basura es conveniente haberlo usado por ambas caras. Esto permite, además, enseñar a los niños a ser creativos. Muchas veces los envases usados (como cajas de cartón, botellas de cristal, etc.) se pueden emplear para fabricar objetos útiles, con lo cual, además del cuidado por el medio ambiente, fomentamos la imaginación y la diversión.
  • REDUCIR: Se trata de intentar generar menos residuos de los que generamos actualmente. Muchos estudios consideran que en la actualidad producimos mucha más basura de la que realmente correspondería a nuestras necesidades. Por ejemplo, guardando la merienda en una fiambrera, para evitar tener que tirar papel de aluminio cada vez, o emplear servilletas de tela, en vez de servilletas de usar y tirar.
  • RECICLAR: Se trata simplemente de separar los envases, y tirarlos en el contenedor de basura que corresponda, según el material del que estén constituidos. Podemos explicar a los niños de forma pedagógica, por ejemplo, que con 670 latas se puede fabricar la estructura de aluminio de una bicicleta, o que con 27 botellas de plástico se pueden obtener las fibras necesarias para tejer un forro polar. Puedes encontrar más información (en catalán) en este enlace.

Existen diferentes actividades en los centros públicos, especialmente en educación infantil y primaria, donde se enseñan estos conceptos, de forma más accesible para los pequeños y siempre con un enfoque práctico.

La mayoría de estas actividades (algunos ejemplos de las cuales pueden encontrarse en esta web) están enfocadas a clasificar bien los residuos antes de tirarlos. Una pauta para los niños es recordarles que cada contenedor, según su color, es apropiado para un tipo concreto de objeto:

  • Amarillo: Envases o envoltorios que sean de plástico o de metal. Aquí se incluye también el tetrabrik, a pesar que muchas personas lo confunden con un envase de cartón.
  • Azul: Se destina a él el papel y las cajas de cartón plegadas.
  • Verde: Se emplea para tirar envases de cristal. Solo envases: no es apto para vajillas, cristales de muebles, de bombillas, etc.

Los residuos especiales (medicamentos, pilas, etc.) disponen de sus puntos de recogidas especiales en farmacias y supermercados, ya que son los que más pueden llegar a contaminar el medio ambiente. El color de los contenedores destinados al resto de residuos o a la fracción orgánica (piel de fruta, restos de comida, etc.) puede cambiar según la comunidad autónoma en la cual nos encontremos.

Referencias bibliográficas:

Guía para aprender a separar residuos domésticos en Madrid. Ayuntamiento de Madrid, 2013

Recull d’activitats educatives sobre residus. Agència de residus de Catalunya, Generalitat de Catalunya, 2013 

Comparte