• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Cómo actuar en caso de que un niño se clave un objeto en la piel?

11/08/2016

La penetración de un cuerpo extraño en la piel es una complicación que se produce en algunas heridas. Dada la frecuencia con que los niños sufren traumatismos, la presencia de cuerpos extraños en piel es relativamente frecuente durante los primeros años de la vida, así como en adultos con algunas profesiones (carpinteros, trabajadores de la industria metálica, etc…).

Los materiales más frecuentemente retenidos en la piel son fragmentos de madera (astillas), metal o vidrio. En las heridas por abrasión (rasponazos o arañazos) también es frecuente que en la herida puedan retenerse pequeños granos de arena.

¿Cómo actuar en caso de que un niño se clave algo en la piel?

En algunos casos se trata de pequeños objetos o restos punzantes de localización muy superficial y de extracción sencilla.

En estos casos, podemos extraerlo con unas pinzas, lavar la herida con agua y jabón y después desinfectarla.

¿Cuándo consultar a un médico?

En el caso de que no sea superficial o no podamos extraerlo con facilidad, es necesario acudir al médico para que valore la herida.

La decisión de extraer el cuerpo extraño o no depende de varios factores, entre ellos su localización, el tiempo que lleva retenido y el tipo de material. Si es fácilmente accesible, de localización superficial, se ha clavado recientemente y produce dolor es recomendable extraerlo para prevenir la infección y mejorar el dolor. En estos casos generalmente puede realizarse sin anestesia o con anestesia local.

Posteriormente ha de lavarse con agua y jabón a diario y desinfectar la herida con yodo o clorhexidina. Además, debe iniciarse tratamiento con antibiótico durante una semana para prevenir su infección. 

También es recomendable consultar si se localiza en una zona delicada, tal como los ojos, los oídos, la nariz o la garganta. 

¿Cuándo no es recomendable extraerlos de urgencia?

Si es un material localizado profundamente, si lleva mucho tiempo retenido, no produce molestias o su extracción precisa de un procedimiento dificultoso es recomendable no realizar la extracción de urgencia.

Puede estudiarse su localización mediante pruebas de imagen y, si se decide su extracción, programar el procedimiento quirúrgico. 

 

Comparte