• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo actuar ante un traumatismo craneoencefálico

30/11/2016

Cuando un niño recibe un golpe en la cabeza nos asaltan una serie de preguntas ¿Tengo que llevarlo a Urgencias? ¿Qué pasa si se duerme? ¿Cómo lo podría haber evitado? Este documento intenta responder a estas cuestiones.

Causas más frecuentes de traumatismo craneoencefálico

Se define traumatismo craneoencefálico (TCE) como cualquier alteración física o funcional producida por fuerzas mecánicas que actúan sobre el cerebro o sus cubiertas (piel, huesos del cráneo o meninges). Los TCE suponen un motivo de consulta frecuente, tanto en los Servicios de Urgencias como en los Centros de Atención Primaria. Afortunadamente, en la mayoría de los casos no tienen consecuencias graves. 

La frecuencia de TCE en los niños tiene dos picos de aparición:

  • Durante los dos primeros años de vida. Este grupo de edad es el que, con mayor frecuencia, es atendido por TCE. Normalmente los traumatismos se deben a caídas que se producen en la adquisición de nuevos hitos del desarrollo (empezar a darse la vuelta, sentarse, ponerse de pie o andar).
  • Durante la pubertad, mientras realizan actividades lúdicas o deportivas.  

La mayoría de los TCE no causan daño cerebral, por lo que el niño no presenta síntomas y no es necesario realizar ninguna actuación específica; pero en ocasiones puede aparecer sintomatología que obliga a realizar una valoración médica del niño.

¿Cuándo acudir a Urgencias?

Los criterios para acudir al Servicio de Urgencias cuando un niño recibe un golpe en la cabeza son los siguientes: 

  1. Presencia de cualquier cambio de actitud en el niño.
  2. El niño está inconsciente o es difícil despertarlo.
  3. El niño se muestra confuso, irracional o delirante.
  4. El niño se queja de dolor de cabeza de forma persistente.
  5. El niño pequeño está irritable o llora con mayor frecuencia.
  6. El niño presenta convulsiones o espasmos en la cara o las extremidades.
  7. El niño tiene vómitos de forma persistente.
  8. Aparece sangre o líquido acuoso por el oído o por la nariz
  9. La caída se ha producido desde una altura de más de 90 cm en menores de 2 años.
  10. La caída es de más de 150 cm en mayores de 2 años.
  11. Accidente de alta intensidad (accidente de tráfico, atropello…)
  12. Antecedente de enfermedades de la sangre (alteraciones en la coagulación, alteraciones en las plaquetas)
  13. Antecedentes de enfermedades neuroquirúrgicas (derivaciones de líquido cefalorraquídeo…)

La mayoría de los niños atendidos en el Servicio de Urgencias con un TCE no necesitan pruebas complementarias, y es suficiente realizar una exploración neurológica, administrar un analgésico (ibuprofeno o paracetamol) y, en algunos casos, mantener al niño unas horas en observación en el Servicio de Urgencias (la mayoría de lesiones cerebrales aparecen en las primeras 6 horas tras el golpe).  En las primeras horas tras el traumatismo es normal que el niño esté asustado, no recuerde el momento del traumatismo, tenga cierto grado de dolor de cabeza o presente algún vómito.

¿Cómo actuar ante un traumatismo craneoencefálico?

En la siguiente lista se muestra la actitud recomendada cuando un niño sufre un TCE:

  1. Observar al niño durante las primeras 24 horas tras el traumatismo, mantenerlo en un ambiente tranquilo bajo la observación de un adulto.
  2. Si el niño tiene sueño, se recomienda dejarlo dormir. Así mismo se recomienda despertarlo cada 4 horas para observar que sus reacciones son adecuadas.
  3. Si presenta dolor de cabeza puede recibir paracetamol o ibuprofeno en las dosis habituales. 
  4. Si presenta vómitos se debe ofrecer una dieta blanda.
  5. Si presenta un cefalohematoma (“chichón”) se recomienda aplicar frío y, si existe una herida, compresión. 
  6. A las 24 horas del traumatismo se puede reiniciar la vida normal.

Prevención del traumatismo craneoencefálico

Respecto a la prevención de los TCE cabe comentar que depende de la edad del niño:

Lactantes hasta 2 años

Básicamente van encaminadas a evitar las caídas

Niños y adolescentes

  • Conocer las normas de seguridad vial como peatón y respetarlas.
  • Al utilizar la bicicleta, respetar las normas de circulación y el uso obligatorio del casco. Así mismo utilizar el casco al usar otros sistemas de desplazamiento (patín, monopatín…).
  • Evitar que los niños puedan precipitarse desde altura (evitar subir a los árboles, techos…).
  • Respetar las normas de seguridad y de circulación, utilizar el casco cuando se conduce una motocicleta. 
  • Utilizar los sistemas de retención homologados para cada edad cuando se viaja en coche. 

Bibliografía

  • Manrique I, Alcalá PJ. Manejo del traumatismo craneal pediátrico. En: Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Urgencias Pediátricas SEUP-AEP. Asociación Española de Pediatría [consultado 26 Sep 2013].
  • Manrique I, Pons S, Sebastián V. Traumatismo craneoencefálico en urgencias pediátricas. An Pediatr Contin. 2011;9:367–74.
  • Muñoz-Santanach D1, Trenchs Sainz de la Maza V1, González Forster E1, Luaces Cubells C2. Niños con traumatismo craneal leve en urgencias: ¿es necesaria la radiografía de cráneo en pacientes menores  de 2 años? Neurocirugia (Astur). 2014;25:149-53. 
  • Sánchez MC , Malmierca F. Prevención de accidentes infantiles. An. Pediatr. Contin. 2004;2:307-12. 

Artículo escrito por:

David Muñoz-Santanach. Pediatra. Servicio de Urgencias. Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.

Carlos Luaces. Jefe de Urgencias Pediátricas del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.

Comparte