• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Antídotos para no aburrirse durante el tiempo libre de las vacaciones

17/07/2012

El largo período de vacaciones del que pueden disfrutar los niños puede hacerse pesado, especialmente si no tienen nada que hacer. Eso puede suponer en muchos casos un problema para los padres. ¿Hay actividades que puedan entretenerles y, al mismo tiempo, resultar provechosas?

La llegada de las vacaciones supone un cambio muy radical para muchos niños, acostumbrados a unos horarios rígidos y a una agenda apretada. Algunos psicólogos defienden que los pequeños ratos de aburrimiento son muy pedagógicos, ya que favorecen la creatividad de los niñosy les enseñan a gestionar mejor el tiempo libre. No obstante, señalan que, como en la mayoría de situaciones cotidianas, es necesario educarles.

De entrada, es importante que los padres motiven a los niños a realizar actividades, pero sin que ello implique realizar por obligación cosas que no les gustan. Las manualidades son un ejemplo de tarea que ayudará a los niños a desarrollar más su creatividad y su imaginación. Otra actividad muy recomendable son los deportes y, en general, los juegos al aire libre que impliquen actividades motrices. Pueden ser buenos, además, para divertirse en familia y estar así más unidos. No obstante, nunca deben realizarse durante las horas de más sol.

Otra pauta recomendable es que acuerdes con tus hijos un horario flexible. Si tienen que hacer deberes, acordad una hora determinada, y así el resto del día se pueden olvidar de ello. También puede ser aconsejable limitar el tiempo que pasen ante la televisión y los videojuegos. Son entretenimientos “fáciles” que pueden conducir a la apatía generalizada.

Aunque no es negativo que haya pequeños ratos de aburrimiento, debe evitarse que el niño caiga en la apatía. Muchos niños, por ejemplo, manifiestan que ya han jugado con todos sus juguetes. Esto sucede porque el tiempo que pasa hasta que se cansan de una novedad suele ser de unos tres meses. Por eso tampoco es aconsejable que un niño tenga muchos juguetes.

Si tu opción preferida son los viajes, para los niños siempre es más interesante un destino tranquilo, ya que permite mucho más el disfrute en familia, ya sea este de mar o de montaña. Hay muchos niños que pueden enriquecerse del contacto con la naturaleza, al ser una realidad que no pueden ver en el día a día en las aulas. Si tenéis la ambición de viajar más lejos, un crucero suele estar también entre las mejores posibilidades.

En este enlace podrás encontrar una guía completa de todas las actividades que pueden realizarse durante las vacaciones de verano, clasificadas por edades y por tipo de actividad.

Llegan las vacaciones y… ¡me aburro! Padres o nones. 2012 [acceso 16 de julio de 2012]. 

¿Qué podemos hacer con los niños en vacaciones? Nosotras.com. 2009 [acceso 16 de julio de 2012]. 

Comparte