• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Qué alimentos ofrecer en celebraciones y fiestas para que sean más saludables?

09/02/2016

Las fiestas y celebraciones, ya sean aniversarios, comuniones, navidades, semana santa, etc., son momentos de encuentro con la familia y/o los amigos, donde se reúnen personas de edades muy diferentes. Todas guardan un denominador común: socializar alrededor de una mesa compartiendo una buena comida. 

En general, suelen relacionarse con ingestas excesivas y de alimentos poco saludables, acompañados de actividades sedentarias. Pero, no tiene por qué ser así. Independientemente del motivo que queramos celebrar, podemos convertir estas actividades en fiestas más saludables y utilizarlas para fomentar unos hábitos adecuados a los asistentes sin importar la edad, prestando una atención especial en los más pequeños. 

Consejos para celebrar fiestas saludables

A continuación os presentamos algunos consejos y sugerencias para dar un giro a las comidas que ofreceremos a nuestros invitados. 

Si vamos a ofrecer alimentos distintos a los que éstos están acostumbrados a comer en las fiestas, como por ejemplo frutas y verduras, es importante que los presentemos de un modo atractivo e incluso divertido para ellos, sobre todo para los niños. Así pues, podemos preparar platos donde los alimentos tengan formas y/o colores originales. Por ejemplo: helados con formas divertidas, hechos utilizando zumos naturales de distintas frutas y/o verduras, pinchos de frutas con chocolate fundido por encima,...

Por otro lado, podemos preparar un tentempié para picar distinto a las patatas chips con refrescos, ofreciendo frutos secos o frutas desecadas, tomates cherries, olivas, palitos de pan integrales o multicereales para acompañar con quesos para untar, olivada (paté de olivas), humus (paté de garbanzos), guacamole con nachos, pinchos con tomates cherries y gambas, etc. Los refrescos azucarados los podemos sustituir por zumos naturales o batidos hechos con leche y frutas. 

Si la celebración incluye una comida entera, se puede diseñar un menú en el que se incorporen verduras, pescado, etc., utilizando recetas diferentes y sabrosas, que combinen con alimentos que sabemos que suelen gustar. De esta manera, estaremos introduciendo nuevos alimentos en un ambiente festivo. Del mismo modo, sería interesante procurar que tanto grandes como pequeños tengan el mismo menú para que los adultos sean un ejemplo a seguir de los niños. 

Por otro lado, en los postres podemos optar por preparar pasteles o tartas caseras, utilizando grasas más saludables (aceite de oliva virgen extra en vez de mantequilla) y decorándolas con fruta y chocolate. Previo a esto, se podría aprovechar para servir una macedonia casera o preparar un pastel de frutas. Otra opción de postre podría ser una copa con de yogur con fresas y/o frutos del bosque y un poco de chocolate fundido por encima.

Para evitar que las reuniones familiares o con amigos se convierten en fiestas sedentarias, se pueden organizar actividades y juegos que involucren a grandes y pequeños. De este modo, no solo estaremos promoviendo una vida más activa sino que mejorará el vínculo entre los distintos miembros de la familia y/o los amigos. Del mismo modo se pueden hacer juegos para que los niños y los adultos prueben nuevos sabores, por ejemplo tapándoles los ojos y ofreciéndoles trozos de distintos alimentos para que adivinen cuál es. 

A la hora de organizar el evento, primero de todo es importante hacer un recuento exhaustivo del número de comensales que acudirán a la celebración. De este modo, evitaremos preparar cantidades excesivas de comidas y su posterior desperdicio. También debemos tener en consideración si alguno de los invitados tiene alguna intolerancia, alergia o debe seguir una pauta dietética con algún tipo de restricción, para poder preparar y adaptar lo máximo posible el menú a sus necesidades. A la hora de preparar los platos, es importante involucrar a los más pequeños de la casa para fomentar su entrada en la cocina y favorecer su predisposición para probar lo que se quiera preparar, sobre todo si son alimentos a los que no suelen estar acostumbrados.

Finalmente, cabe destacar que en 2015 el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, publicó un documento titulado “Fiestas divertidas y saludables. 10 consejos de alimentación para fiestas y celebraciones infantiles”, donde recogen consejos e ideas para redirigir las fiestas que involucran a nuestros hijos y hacerlas más saludables sin que pierdan el espíritu festivo.

Un ejemplo de menú:

Tentempié
Primer plato
Segundo plato
Postres
  • Copa de yogur con fresas y cereales bañados de chocolate.

Acceso a la fuente de consulta:
Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. Festes divertides i saludables. 10 consells d’alimentació per festes i celebracions infantils. [Fecha de consulta: 10/02/2016]

Comparte