• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Adenitis mesentérica: una enfermedad que produce dolor abdominal

18/01/2018

¿Qué es la adenitis mesentérica?

Es una enfermedad en que los ganglios linfáticos del intestino se inflaman y producen dolor abdominal. La causa más frecuente de esta inflamación son infecciones víricas, sobre todo de vías respiratorias superiores (catarros, faringitis…) y gastrointestinales (gastroenteritis aguda). 

En la infancia es más frecuente en niños mayores de tres años.

¿Qué manifestaciones produce?

La manifestación principal es el dolor abdominal agudo. Dado que se trata de un dolor inflamatorio, suele ser continuo (aunque puede tener agudizaciones), a diferencia del dolor en forma de cólicos de la gastroenteritis aguda o de los cólicos renales.

La inflamación es autolimitada, de forma que la adenitis mesentérica no suele ser una causa de dolor abdominal crónico ni recurrente.

¿Cómo se diagnostica?

Generalmente se diagnostica porque el niño presenta unos síntomas sugestivos y por la ausencia de manifestaciones de otras enfermedades intestinales, urinarias o ginecológicas, en el caso de las niñas adolescentes.

En ocasiones el dolor puede ser tan intenso que, si se localiza en el lado derecho, clínicamente puede ser indistinguible de una apendicitis aguda. En estos casos, la analítica de sangre y la ecografía abdominal pueden resultar de ayuda para distinguirlas: en la analítica es menos frecuente encontrar cambios inflamatorios (elevación de los leucocitos o de la PCR) que en la apendicitis aguda y la ecografía puede ser útil para descartar la afectación del apéndice y visualizar los ganglios mesentéricos aumentados de tamaño. 

Según la localización del dolor, en ocasiones también puede ser necesario descartar que se trate de enfermedades de la vía urinaria (infección de orina, cólico nefrítico) o, en el caso de niñas en la adolescencia, de un dolor de causa ovárica (quistes hemorrágicos de ovario).

¿Cuál es su tratamiento?

La adenitis mesentérica no tiene un tratamiento específico, pues remite de forma espontánea en unos días. Por tanto, es importante el tratamiento sintomático, con antiinflamatorios y analgésicos como el ibuprofeno, así como vigilar la evolución del dolor y la aparición de signos de alarma.

Si el dolor empeora o aparece fiebre elevada es recomendable consultar de nuevo con el pediatra para descartar complicaciones o una infección previamente no detectada. 

 

Comparte