• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

El 95% de los niños menores de 3 años consumen demasiadas proteínas. ¿Qué implica para su salud?

05/06/2015

Más del 95% de los niños entre 7 meses y 3 años de edad consumen una cantidad de proteínas más elevada de la recomendada, lo que aumenta el riesgo de sufrir obesidad infantil.

Así se recoge en el estudio Alsalma 2.0 realizado por Danone Nutricia, en el que han participado más de 200 pediatras de todo el país, con una muestra de casi 2.000 niños de entre 0 y 3 años.

Los especialistas que han participado en el estudio relacionan este exceso de proteínas con la obesidad que empieza a aparecer a los 7 años. El Dr. Varea, jefe del Servicio de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición del Hospital Sant Joan de Déu, que ha participado en el estudio, afirma que el aumento de la obesidad infantil en nuestro país proviene, en gran medida, de la nutrición recibida en los primeros años. De hecho comenta que “la alimentación del niño empieza con el primer test de embarazo positivo”.

El estudio ha puesto en evidencia los excesos y carencias de los niños que han participado durante sus 36 primeros meses de vida, así como las consecuencias que tendrán para su salud a lo largo de toda su vida. El estudio revela una correlación directa entre la ingesta de proteínas y el índice de masa corporal. Es decir, cuantas más proteínas se consuman, más crece este índice, lo que conlleva un mayor riesgo de sobrepeso.

Mientras que la mayoría de niños nace con un índice de masa corporal correcto, el Dr. Varea destaca que conforme van creciendo se van alejando del peso corporal recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Las últimas investigaciones indican que la nutrición en los tres primeros años de vida tiene un gran impacto en el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad durante cualquier etapa de la vida. Los niños tienen unas necesidades de macro y micronutrientes que si son suplidas correctamente previenen la aparición de enfermedades tardías.

Referencia bibliográfica:

Servicio de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición del Hospital Sant Joan de Déu

 

Comparte