• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

10 consejos alimenticios para que tus hijos tengan una salud de hierro

03/03/2015

La salud de tus hijos depende de varios factores, y la alimentación, junto con la práctica de actividad física, es uno de los más importantes. ¿Tus hijos comen de forma variada y equilibrada? Toma nota de estos 10 consejos y asegúrate de que se alimentan de forma sana.

10 hábitos alimenticios para niños

  1. Comer acompañado de familia o amigos: se trata de una forma saludable de disfrutar de la comida que permite generar un sentimiento familiar de conexión, reduce el riesgo de padecer obesidad y otros trastornos alimentarios y es un hábito saludable que si lo aplican desde pequeños lo incorporarán a lo largo de toda su vida. Cuando se come en familia, es recomendable que todos coman lo mismo. Con sus amigos, les será divertido ver qué comen, qué recetas prefieren y compartir momentos agradables con sus compañeros.
  2. Desayunar bien: el desayuno es una de las comidas más importantes del día, pues los niños obtienen la energía que necesitan para realizar todas las actividades de su rutina. De hecho, debe aportar el 25% de las calorías que se requieren diariamente. Se recomienda que el desayuno conste de una porción de carbohidratos, (por ejemplo tostadas o cereales), una fruta y un lácteo, como un yogur o un vaso de leche.
  3. Seguir una dieta equilibrada: los niños necesitan consumir una variedad de nutrientes distintos para tener una salud de hierro. Teniendo en cuenta que no existe un alimento que los contenga todos, es importante que tus hijos sigan una dieta equilibrada para obtener todos los nutrientes necesarios (lípidos, proteínas, azúcares, vitaminas y minerales). 
  4. Consumir carbohidratos: aproximadamente la mitad de las calorías que conforman la dieta de tus hijos deben provenir de los carbohidratos de alimentos como los cereales, la pasta, el arroz, las patatas o el pan. Es recomendable que éstos estén presentes en las comidas de los niños de una forma variada. También se recomienda que les des pasta, cereales y pan de cereales, por su aporte extra de fibra. 
  5. Comer 5 piezas de fruta y verdura al día: las frutas y verduras son alimentos muy importantes para los niños, por las vitaminas, minerales y fibra que contienen. Es por eso que debes procurar que tomen 5 piezas de fruta y verdura al día. Por ejemplo, pueden tomarse un zumo de frutas natural en el desayuno, una manzana o plátano a media mañana y dos tipos de verdura (una en la comida y otra en la cena).
  6. No consumir demasiada grasa: no es saludable que tus hijos coman muchas patatas fritas, salchichas, empanadas, pasteles, etc. Aunque la grasa debe formar parte de su dieta, es mejor que los niveles de ésta no sean demasiado elevados. Hay grasas no saturadas (presentes en pescados como el atún y el salmón) y saturadas (presentes en alimentos como la carne y el queso), las cuales deberían representar menos del 10% del total de las calorías que ingieren los niños. 
  7. Reducir los tentempiés: si tus hijos comen regularmente durante el día intenta darles algunos tentempiés saludables como yogur, fruta fresca o seca, palitos de zanahoria o apio, cacahuetes sin sal, pan con queso, etc. 
  8. Beber con frecuencia: los niños necesitan, al menos, 5 vasos de agua al día, sobre todo, cuando hace mucho calor y realizan algún tipo de actividad física. Además de agua, también pueden tomar té o leche, por ejemplo.
  9. Cuidarse los dientes: los niños deben lavarse los dientes, por lo menos, dos veces al día con un cepillo y pasta de dientes con flúor. Además, es importante que no consuman demasiados dulces ni golosinas, pues no son nada sanos para la dentadura. 
  10. Hacer ejercicio a menudo: los niños necesitan hacer actividades para tener un corazón sano y unos huesos fuertes. Se trata de que realicen un poco de ejercicio a diario, ya sea practicando algún deporte o bien yendo a la escuela a pie o en bici, subir y bajar escaleras, nadar, etc.

Si tus hijos interiorizan y siguen estos 10 consejos, será más probable que los apliquen cuando sean adolescentes y adultos. De este modo, la salud de hoy será también garantía de su salud en el futuro. Tu papel enseñándole a vivir y actuar saludablemente es clave.

Acceso al documento original:

10 healthy eating tips. European Food International Council. [Fecha consultada: 15 enero 2015]

Comparte